La robótica educativa en los últimos años se ha configurado como un recurso eficaz, para el trabajo interdisciplinar  y la mejora en los procesos de enseñanza - aprendizaje.

 La robótica educativa se caracteriza por la construcción de un pequeño robot, que se controla con un software que permite a los alumn@s aprender a programar, en una primera fase y  "conseguir que el robot haga cosas", aumentando en complejidad según la edad del alumn@.

 No cabe duda de que el entorno social y laboral en el que se integrarán nuestros alumnos en el siglo XXI requerirá personas activas, flexibles, creativas y orientadas al trabajo en equipo, capaces de aportar soluciones innovadoras a los retos diarios.

 Los niños y jóvenes entre 5 y 11 años tienen “tal capacidad para aprender sobre algoritmos e informática que sería una pena esperar hasta que fueran adolescentes para enseñarles a esos fundamentos”.

 “Programar te enseña a pensar”

Steve Jobs

Fundador de Appel